GARZÓN ENCANTADORA Y RELIGIOSA

Posted in REGIONAL

Por: Mariano Ospina Andrade

Nuestro despertar está enmarcado por la permanente música que nace en los campanarios de San Miguel Arcángel de La Catedral, San José de Nazareth, Nuestra Señora del Rosario, Santa Teresita del Niño Jesús, Espíritu Santo, Monasterio del Ave María, Seminario Mayor con su silueta de estilo medieval y Seminario Ardorino, lleno de naturaleza, aire puro y oración.

Todo esto vigilado por los cerros tutelares que sostienen la hermosa casona de Lomachata, un oasis de paz, de donde emerge un hálito de vida, pletórico de recogimiento y oración, para finalizar en la humilde capilla del Señor de Monserrate, destino de peregrinación y sacrificio.

Estos sitios tienen una historia particular, que ha sido escrita por miles de feligreses, quienes participando cada uno en su tiempo, lograron construir un valioso legado, que hoy es patrimonio histórico, religioso, arquitectónico y cultural del Huila.

Iglesia San Miguel Arcángel

La Parroquia Madre de la Diócesis de Garzón es la Catedral, bajo el Patrocinio de San Miguel Arcángel. La historia comenzó el 14 de octubre de 1782 al crearse la Viceparroquia de Garzoncito. De la parroquia no hay fecha exacta de creación, pero en lo libros aparece desde 1795.

El actual templo fue construido por el Padre José Ignacio Soto Arana, iniciando el 15 de Noviembre de 1882, en un espacio de 67 metros de largo por 13 de ancho. Para la construcción se utilizaron 2´883.350 ladrillos y adobes, 78.328 tejas de barro, 6.900 cajas de cal y 14.000 cargas de arena. En Septiembre de 1887, se celebró la primera misa cantada. En 1892 se instaló el reloj de cuatro caras traído de los Estados Unidos, fabricado por una compañía Suiza por valor de $2.011,10. Las campanas fueron traídas del extranjero, pero la campana mayor fue fundida en Garzón por el italiano Focaccio.

El estilo externo es Dorico-Romano, con ladrillo a la vista y un ligero revestimiento de calicanto para protegerlo. Internamente está la nave central presidida por un baldaquino en donde está el Cristo, tallado en madera de tres metros de altura y a sus pies la Cátedra, que es la silla del Obispo. En la parte superior se lee en latín: “Quien como Dios”. En el presbiterio está el Altar mayor, la Sede sacerdotal y el Ambón. Sobre las 3 puertas frontales, en la parte interna, está el sitio del Coro, a una altura de 10 metros.

Catedral de Garzón.

Nave Lateral

Existe una nave lateral, que antiguamente se llamaba “de las Ánimas”, pero luego fue integrada al cuerpo de la iglesia. También está la Capilla del Santísimo, en donde se encuentra el Sagrario y el Expositorio, dentro de un hermoso altar mayor. A continuación tenemos la Capilla Sacramental, con la Pila Bautismal y los Confesionarios, antiguamente se llamaba la capilla del Seminario. Al fondo de este sitio está “La Cripta de La Catedral”, con los restos de sacerdotes diocesanos y delicadamente dispuestas encontramos todas las imágenes de los “pasos” de Semana Santa. Sobre la calle 6 está la “puerta del perdón”, que también permite la circulación de fieles por ese costado.

Desde 1783, con el padre Francisco Antonio Suárez de Figueroa, hasta nuestros días, 62 sacerdotes han pasado por esta ciudad, como Párrocos, cada uno marcando su estilo y dejando huellas de auténticos Pastores, que han conjugado el progreso Espiritual y material de esta Ciudad Capital Diocesana.

Iglesia San José de Nazareth

La parroquia fue creada por monseñor Esteban Rojas Tovar, el 21 de Abril de 1905. La primera Partida Bautismal está fechada el 1 de Mayo de 1905, firmada por el padre José Rufino Macías. El actual templo parroquial fue iniciativa de la Junta de Fábrica de 1918, presidida por el padre Víctor Félix Silva. La obra fue emprendida en 1923 por el padre Ignacio Córdoba. Consta de tres naves construidas en ladrillo y calicanto. La nave central está sostenida por 28 columnas de estilo Toscano. Se observan ventanales moriscos.

En el frontis, se aprecia un perfecto equilibrio de masas, conformado por un cuerpo central, concluido con su triángulo ático al centro, coronado por la efigie del Santo patrono, la cual tiene una altura de tres metros. A los lados se levantan imponentes dos torres, en cuyas cúpulas se sostiene la cruz. En una torre está el campanario, formado por tres elementos, que han convocado a los fieles a los oficios religiosos. En ocasiones repicando alegres en las fiestas patronales y celebraciones especiales o doblando a duelo, cuando alguien ha partido a la Patria Celestial.

Un Cristo preside la nave central. En el Presbiterio está el Sagrario, el Altar Mayor, la Sede y el Ambón. En las naves laterales, hay dos Altares menores, con la Virgen María y la Santísima Trinidad y en una de ellas la Pila Bautismal. En estas naves, existen nichos en donde se encuentran imágenes de santos de nuestra devoción.

Iglesia del Rosario de Chiquinquirá

La parroquia fue creada el 21 de Abril de 1905, igual que Nazareth. Se funda bajo el patrocinio de Santo Domingo de Guzmán, y se llamó “Parroquia de Santo Domingo del Rosario”. El templo parroquial se proyectó espacioso, conformado por tres naves. Tiene una capilla, que es perpendicular al templo, en donde está la imagen de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá.

Siendo un templo cuya construcción se inició a finales del siglo XIX, recientemente ha tenido importantes obras como el cambio de la cubierta, cielo rasos y pisos, conservando el estilo original, con materiales nuevos. Las torres son bajas, porque en sus inicios se proyectaron altas, en otro tanto a la altura del techo, para que tuviera la apariencia de las construcciones clásicas de los templos españoles, pero la falta de recursos económicos no permitió la terminación. Años recientes se construyeron pequeñas cúpulas, pero sin la imponencia proyectada.

Seminario Conciliar María Inmaculada

Fue creado el 21 de agosto de 1895 y comenzó labores el 15 de octubre de ese año. Tuvo sedes en La Mesa de Elías, Garzón, Neiva, Elías y desde 1909, quedó definitivamente en Garzón. El actual edificio fue construido en 1943, iniciativa de Monseñor Gerardo Martínez Madrigal, con planos elaborados por el arquitecto Jesús Antonio Molina Vega. Su área total es de 5 hectáreas, en donde situaron el edificio, que en algunos sectores es de tres y en otros de dos pisos. En el centro está la capilla mayor.

El conjunto tiene oficinas, salones, aulas, auditorio, capillas menores, dormitorios, comedores, cocina, amplios zaguanes, piscina, campos deportivos, una gruta de peregrinación, un parque, jardines y zonas verdes, que conforman el ambiente propicio para el estudio, la reflexión y la sana convivencia. Aquí hay estudiantes de Propedéutico, Filosofía y Teología. Es orientado por sacerdotes diocesanos. Se encuentra en el barrio Nazareth, al oriente de la ciudad, junto a la parroquia San José, formando un hermoso paisaje arquitectónico.

Casa de Retiros

La finca donde funciona La Casa de Retiros Nuestra Señora Las Mercedes de Lomachata, fue comprada en 1931 y de inmediato comenzó la construcción de la Casa, con diseño suficiente para albergar al Seminario menor y mayor. Allí se tenía, dentro de las principales ventajas el clima, aunque estaba la dificultad de lejanía de la ciudad. Era la administración de monseñor José Ignacio López Umaña. De 1937 a 1943 funcionó allí el seminario.

En tiempos más recientes, Monseñor Ramón Mantilla Duarte, consiguió los recursos con Ad Veniant en Alemania, para hacerle una reparación y convertirla en una Casa de Retiros, con 75 acomodaciones individuales y 75 múltiples, un comedor para 80 personas y amplios salones y salas de reunión, capilla, el mejor mirador que tiene Garzón, jardines, amplios zaguanes y un ambiente de paz y tranquilidad. Está a 20 kilómetros de Garzón, a 1.250 metros de altura. Allí la campana, es la voz que impone la disciplina.

La Casa está abierta para reuniones, convivencias, asambleas y para que las familias lleguen a pasar una temporada especial de encuentro y compartir. Las tarifas son demasiado económicas y la atención es personalizada. Vale la pena llegar a Lomachata.

Convento de Pobres Clarisas

Llegó a Garzón la Comunidad de Las Clarisas el 17 de mayo de 1945, invitadas por Monseñor Gerardo Martínez Madrigal. El 23 de mayo se oficializó su presencia en la Diócesis, quedando su claustro en la Casa de Obras Sociales. En 1953 se compró el lote para iniciar la construcción del Monasterio del Ave María, Convento de Pobres Clarisas, el cual fue inaugurado el 12 de mayo de 1958. Desde entonces el Monasterio se ha consolidado, ampliado en sus espacios y una hermosa capilla que está al servicio de la feligresía. Las cerca de 60 monjitas, tienen un carisma contemplativo, viven haciendo oración ante el Santísimo Sacramento, durante las 24 horas del día y trabajan en la elaboración de ornamentos litúrgicos, hostias, artículos religiosos y elementos de consumo popular como galletas, barquillos, recortes, obleas y pan.

A través del tiempo se consolida el Monasterio y aunque no hacen publicidad, ni promoción de la comunidad, la Divina Providencia, ha permitido que no solamente la Comunidad se sostenga, sino que desde aquí hayan nacido nuevos Conventos en Cartagena, Florencia, Quibdó, Sincelejo y Neiva. Cuando llegó la Comunidad a Garzón, Monseñor Gerardo Martínez Madrigal, manifestó que estas Monjitas serían el pararrayos de la ciudad, porque con su oración permanente protegerían a la ciudad de todo mal y peligro. Hoy estamos convencidos de todas sus bondades.

Seminario Ardorino

Hace 20 años llegó la Comunidad de la Asociación de Religiosos de Oratorios Rurales. Se establecieron en Garzón, cuenta con un grupo de seminaristas que reciben formación académica en el Seminario Conciliar, pero su formación religiosa la adelantan en su propio claustro. Es una casa amplia, acogedora, de fuentes naturales de agua corriente, bien tenidos jardines, una capilla que conjuga su luminosidad solar, con la orientación geográfica y el ambiente que invita a la oración y recogimiento. De aquí han sido ordenados varios sacerdotes y dos de quienes han tenido la responsabilidad de ser Rectores, luego han llegado a la dignidad del Episcopado y a la Dirección General de la Comunidad.

Parroquia de Santa Teresita

El 1º de Enero de 1998, por Decreto Nº 162, monseñor Libardo Ramírez Gómez, creó la Parroquia de Santa Teresita del Niño de Jesús, dedicándosela a la Patrona de las Misiones y recién declarada Doctora, Santa Teresita del Niño Jesús. Su templo es relativamente pequeño, recién construido, hermosamente decorado, de tres naves, un frontis sin pretensiones arquitectónicas y con funcionalidad y economía de los tiempos actuales.

Parroquia El Espíritu Santo

El sábado 26 de Enero de 2008 a las 3 de la tarde, Monseñor Rigoberto Corredor Bermúdez, Obispo de la Diócesis de Garzón, inauguró solemnemente la Parroquia “El Espíritu Santo” en área urbana del Municipio de Garzón y posesionó al Padre Carlos Arturo Rojas Castillo como primer Párroco de esta nueva comunidad. Mediante Decreto Diocesano Nº 095, el Obispo de la Diócesis de Garzón, creó la Parroquia “Espíritu Santo”. Aún no tiene construido su templo y solo existe en los imponentes planos arquitectónicos ya aprobados con los mejores sentimientos modernos. Romperá con la tradición de todos los diseños anteriores y será la sensación en su nueva estructura.

Celebración Solemne

La Semana Santa se ha convertido en una celebración solemne, como expresión de una fe, cimentada en las más puras y auténticas tradiciones de los mayores. Las imponentes ceremonias litúrgicas, piadosas procesiones y devotas visitas a los templos, se conjugan con los conciertos de música Gregoriana, Sinfónica de Vientos del Huila y Banda Municipal, Encuentro de Coros de Música Religiosa, Exposición de Arte y Objetos Religiosos en la Catedral y la muestra gastronómica del Parque Simón Bolívar.

Se percibe el aroma del creyente desprevenido y elemental, sencillo y profundo, que no mide distancias, ni horas, ni cansancio, con tal de vivir paso a paso los Misterios de la Pasión.

Todo esto y mucho más es Garzón. Es un dechado de arquitectura religiosa. El Arte Sacro se plasma en sus bellos templos, proyectados por la fe del alma católica de hidalgos castellanos, encarnada en las entrañas creyentes de los aborígenes, criollos y mestizos que hicieron de esta ciudad, la cuna de la fe, y la convirtieron en la Capital Diocesana y Religiosa del Huila.

 

Fotos Mauricio Bermúdez.

Download from BIGTheme.net free full premium templates

WEB AMIGAS

WEB AMIGAS