AGRICULTORES DEL HUILA HAN MEJORADO SU PRODUCTIVIDAD Y SE HAN FORTALECIDO GRACIAS AL EFECTO CACAO.


Pin El Efecto Cacao, el programa de sostenibilidad que busca el mejoramiento y desarrollo de las comunidades que cultivan este producto, ha avanzado con éxito en el departamento del Huila, tanto en la rehabilitación y siembra de cultivos, como en el fortalecimiento del tejido social de las asociaciones de cacaocultores.

Gracias a la alianza entre Enel-Emgesa, Luker Chocolate, La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USAID, Fundación Saldarriaga Concha, Fundación Luker y la Universidad EAFIT, El Efecto Cacao ha beneficiado a 359 familias en los municipios de Garzón, Gigante, El Agrado, Rivera, Campoalegre y El Pital y se han impactado aproximadamente otras 200 personas adicionales dentro de los procesos de fortalecimiento de las asociaciones de productores del Huila y capacitaciones en emprendimiento con enfoque de género.

Huilenses vinculados al proyecto. Fabian Ricardo Tovar, su esposa Tamara y la suegra / Vereda eEl Guadual municipio de Rivera, Huila.

“Ha sido increíble la respuesta que hemos tenido de las comunidades agrícolas del Huila, estamos muy satisfechos con la positiva respuesta frente a las propuestas de El Efecto Cacao. Hemos logrado alinear esfuerzos e intereses de una alianza interinstitucional con los propósitos de los agricultores del Huila, alrededor del cultivo del cacao, un producto colombiano que cada vez se posiciona de mejor manera en el mercado mundial”, asegura Santiago Isaza Gerente de El Efecto Cacao.

A la fecha, se han sembrado 95 hectáreas de cacao, se está a punto de culminar la rehabilitación de 400 hectáreas, y 8 asociaciones iniciaron y continúan el proceso de fortalecimiento administrativo, técnico y comercial, siendo Huila la zona con el mayor número de asociaciones participando en este tipo de capacitaciones.

Cabe destacar que, la gestión en el fortalecimiento institucional se ha centrado, entre otros aspectos, en desarrollo de competencias y habilidades de los directivos, apoyo para asesorar y mejorar procesos específicos de las asociaciones en temas de gobernanza, legalidad de la entidad y solución de conflictos internos, diseño e implementación de herramientas para la gestión organizacional, y talleres que apuntan al mejoramiento de la calidad de vida de las familias.

El Efecto Cacao también ha apoyado 33 emprendimientos en el Huila, con una metodología que permite generar procesos de formación y acompañamiento diferentes de acuerdo con sus necesidades.

“Nos sentimos muy orgullosos de hacer parte de esta alianza a través de la cual estamos ayudando a los agricultores a mejorar la productividad de sus cultivos, a incrementar sus ingresos y a desarrollar otro tipo de emprendimientos. Así mismo, contribuimos a generar más integración y unión entre los miembros de las organizaciones y a mejorar su gobernanza”
Explicó Marco Fragale, gerente general de Enel-Emgesa.

El compromiso de Efecto Cacao con la región continúa y la meta a 2021 es incrementar en 120 las hectáreas sembradas de cacao en la región.

Huilenses beneficiarios del Edfecto Cacao. Jesús Avendaño y el hijo Jesús Erney Avendaño / Vereda El Retiro. Finca Canoas. Municipio El Pital.

EFECTO CACAO
El Efecto Cacao es un acuerdo de cooperación entre USAID y Luker Chocolate, y en alianza con Fundación Luker, Enel Emgesa, Fundación Saldarriaga Concha y La Universidad EAFIT, con el cual se busca mejorar las condiciones de vida de los productores de cacao y de sus comunidades, en tres regiones del país en donde cada aliado aportará desde su experiencia para la transformación económica y social de 16 municipios del Urabá Antioqueño, Bajo Cauca y Centro Sur del Huila. Ayudando a que sus cultivos de cacao sean cada vez más productivos y sostenibles en el tiempo, por medio de la intervención de nuevas siembras y rehabilitación de cultivos.

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat