LA SENADORA ESPERANZA ANDRADE PONENTE DE INICIATIVA EN FAVOR DE LOS NIÑOS

En la Secretaría del Senado de la República fue radicado el proyecto de ley mediante el cual se dictan medidas para contrarrestar la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes en Colombia.

La iniciativa, autoría de la senadora Nadia Blel y ponencia de Esperanza Andrade, aumenta los castigos por delitos como el proxenetismo, el turismo sexual y la utilización sexual de menores.

“Ante la situación inaceptable de explotación sexual comercial infantil, estamos dando trámite a tan importante proyecto”, manifestó Andrade, durante el acto de radicación.

La propuesta concentra los esfuerzos en endurecer las penas y multas contra los responsables directos de las actividades ilegales contra los menores o quienes las faciliten.

El proyecto está de la mano con la propuesta del presidente Iván Duque de condenar con cadena perpetua a los violadores y asesinos de niños. “Siempre he dicho que no podemos ser permisivos contra esta clase de delincuentes. Debemos actuar con toda total contundencia para defenderlos a ellos y a la familia”, manifestó la congresista huilense, Esperanza Andrade.

Alcances

El proyecto señala que quien con ánimo de lucro personal o de un tercero organice, facilite, promocione o participe de cualquier forma en el comercio carnal o la explotación sexual de un menor de edad incurrirá en prisión de 26 a 45 años y multa de 67 a 750 salarios mínimos legales.

En relación al estímulo a la prostitución de menores, con el arriendo o facilitación de establecimientos o inmuebles, el victimario recibirá de 26 a 45 años de cárcel. Y de 66 a 750 salarios mínimos legales.

“La pena aumentará de una tercera parte a la mitad cuando el responsable sea integrante de la familia; y cuando el inmueble esté vinculado a actividades turísticas”, explicó la senadora Andrade.

También podrá ir a la cárcel la persona o a un tercero que solicite o demande realizar acceso carnal o actos sexuales con menor de 18 años, mediante pago o promesa de pago en directo, especie o retribución de cualquier naturaleza. El tiempo será de 26 a 45 años.

“El consentimiento de la víctima no será causal de exoneración de la responsabilidad penal”, aclaró Andrade. Y agregó que la conducta se agravará, de una tercera parte a la mitad, si es de un turista o viajero nacional o extranjero:

“También, si constituyere matrimonio o conveniencia, servil o forzado; si es cometida por un miembro de un grupo armado al margen de la ley; si se comete contra menor de 14 años de edad; y si el responsable es integrante de la familia de la víctima.

La iniciativa plantea castigar con pena de 26 a 45 años a quien dirija, organice, financie o promueva o participe de cualquier manera en actividades turísticas que incluyan la utilización sexual de menores edad.

Y se multará de 20 a 50 salarios mínimos a la persona que omita informar a las autoridades de cualquier de las conductas abusivas contra menores de edad, mencionadas en el proyecto.

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat