Opinión

EL DERECHO A LA INOCENCIA.-

Por María Fernanda Cabal.-

mariafernandacabal.co.-

En Colombia, la presunción de inocencia significa exactamente todo lo contrario. Lo sucedido durante la semana pasada con el informe de la Fiscalía General, me lleva a la reflexión profunda de lo que representa el linchamiento mediático a una persona que, como yo, no le debe absolutamente nada a la justicia ni a la sociedad.

He pasado por la sorpresa, la indignación, la frustración y la tristeza, ante la tremenda irresponsabilidad de intentar destrozar mi buen nombre y horas más tarde, declarar que no tengo nada que ver con el supuesto hecho de “constreñimiento al elector”. Ha sido una verdadera perversidad lanzar un juicio sin sustento, ocasionando el daño moral, para luego intentar remendarlo cuando una parte agresiva de la opinión, azuzada por los medios con amarillo desconocimiento, ya me había lapidado.

 

A lo largo de estos cuatro años en el Congreso, he vivido muchas circunstancias de feroz matoneo -en buena parte propiciado por los mismos que enarbolan el respeto a las mujeres, minorías, cero bullying- que me han cobrado por expresar lo que pienso, sin filtros hipócritas y por decir verdades crudas y desnudas que no le gustan a muchos. Pareciera que señalarme y atacarme reditúa en rating en medios y redes sociales.

 

Precisamente recordaba cómo hace cuatro años al supuesto “hacker” Sepúlveda, a quien nunca conocí y con quien nunca tuve ningún tipo de intercambio o comunicación, se le ocurrió decir que lo quise contratar para defenderme del escándalo ocasionado por mi trino contra García Márquez. Sepúlveda, recién detenido en ese entonces, inventó un acercamiento que jamás existió y que, por supuesto, nunca pudo probar.

 

Eso me valió mi primera denuncia, ante la Corte Suprema, por parte del abogado Pablo Antonio Bustos -quien se proclama Presidente de la Red de Veedurías Ciudadanas (si estoy errada, espero no enfrentar otra denuncia suya), porque, según él, yo tenía conocimiento de las interceptaciones a políticos y negociadores del proceso de paz en La Habana.

La segunda denuncia fue interpuesta por Angela María Giraldo, hermana del asesinado diputado del Valle, Francisco Giraldo. Ella consideró que yo la había “acosado”, injuriado y calumniado al opinar, a través de un trino, que seguramente padecía del síndrome de Estocolmo. Mi ánimo no era ofenderla; la motivación nació de la indignación por su actitud visiblemente complaciente -al menos así lo reflejaba la foto- en la primera visita de las víctimas a los asesinos de las Farc en La Habana.

La tercera denuncia vino de parte del exguerrillero del EPL Gerardo Vega, que me acusó de comprar testigos a través del programa Una Vaca por la Paz, con el que se beneficiaba a familias campesinas humildes. Vega sostuvo que yo había “comprado” testimonios en su contra regalando vacas, para denunciarlo de falsedad y fraude procesal.

Lo cierto es que a través de un programa piloto de restitución de tierras, el señor Vega y sus socios, como Carmen Palencia, hoy funcionaria del consulado de Miami por cuenta de los colombianos, engañaron al Ministerio de Agricultura y a USAID, al hacer pasar como desplazados a campesinos otrora invasores miembros de frentes populares del EPL. Esa investigación duerme el sueño de los justos en la Fiscalía, mientras yo continúo con mi denuncia en la corte.

Pero los sucesos no pararon ahí: Hace año y medio un grupo de apoyo al movimiento “Petro Presidente”, promovido desde una cuenta de Facebook  denominada Synerypolítica, divulgó  un montaje de un trino en el que yo apoyaba a Rafael Uribe Noguera -violador y asesino de Yuliana Samboní-, por lo cual recibí toda clase de amenazas de muerte. De nada sirvió demostrar que era un montaje; el daño ya estaba hecho. Tampoco valió la denuncia penal con todas las pruebas aportadas a la Fiscalía. La impunidad sigue rampante y yo, mamá de cuatro hijos y ponente de la Ley de Feminicidio con la que se condenó al violador a 60 años, quedé como una delincuente moral.

Ahora, con el despliegue mediático del Fiscal Martínez, a pesar de su aclaración tardía en cuanto a que no estoy relacionada con hechos de constreñimiento al elector, tengo una nueva denuncia por parte de un abogado que adora la figuración mediática: El señor Elmer Montaña, afín al Partido Verde, que consistentemente despliega su odio hacia mi a través de las redes sociales. Lo que él no recuerda es cuando lo conocí hace más de 20 años como fiscal estrella de la primera Casa de Justicia que se inauguraba en Aguablanca, en el Barrio Comuneros de Cali.

Era un fiscal brillante, lleno de pasión por la comunidad, que renegaba de la incapacidad de su institución para resolver conflictos de las bandas locales por fuera de la penalización de  las conductas. Parece que el alma le cambió cuando terminó de socio de Sigifredo López en la Ong “Defensa de Inocentes”. Qué contradicción. También olvida cuando el fiscal anticorrupción -hoy extraditado- Gustavo Moreno le patrocinó el foro de falsos testigos.

El fango y la miseria humana que he tenido que enfrentar, contrasta con la generosidad y gratitud de las personas de todos los rincones del país, en especial de aquellas a las que he podido ayudar: gente humilde, campesinos despojados injustamente de sus parcelas por la inefable ley de restitución, los soldados presos sin acceso a defensa alguna y todos aquellos que han necesitado una mano en algún momento de sus vidas, que siempre han sido el propósito principal de mi vida -y ahora de mi lucha política-. Y a los miembros de la comunidad cristiana, que todos los días me tienen en sus oraciones.

A veces, como en esta semana, siento la inmensa frustración de considerar que quien pretende permanecer en política en Colombia, tiene que ser naturalmente tramposo y eludir la justicia. Luego pienso que los espacios no se pueden ceder, así nos cuesten.

Las cicatrices las conservo en el alma. Son parte de un aprendizaje amargo que forja el carácter. Dios es el respaldo para lograr persistir en la defensa de ideales de un mejor país, en donde la defensa de la dignidad humana siga siendo nuestro propósito de vida. Hasta la muerte, a donde iremos todos a parar, ojalá despojados de tanto odio.

________________________________________________________________________________

PANTALLA Y DIAL .- Por Edgar Hozzman.-

Para nadie es un secreto y menos ahora con la existencia de las redes sociales, de los intereses que existen y sobre todo en los periodistas por cada uno de los candidatos.

Lo que debería ser tratado con imparcialidad y objetividad, como leyes del periodismo, los periodistas opinan, sacan encuestas a su amaño y dejan ver claramente cuál es su candidato de sus preferencias.

Ahora que se necesita un debate, no lo harán, por la forma como un candidato tiene amplia experiencia en contra de uno muy novato. Sería una pelea de tigre con chivo amarrado. De ahí el miedo a la confrontación.

Toda la vida Colombia ha estado en la pelea entre dos partidos. Desde Bolívar-Santander, Mosquera y Obando, Caro y Marroquín, Laureano Gómez y los López.

Por obra y gracia de la politiquería en la llamada época de la violencia fueron masacrados más de 500 mil colombianos. Se recuerda cómo la radio el 9 de abril contribuyó con el incendio y odio nacional.

La historia debería terminar, pero parece que son más grandes los intereses de uno y otro bando, con los mandados que hacen los idiotas útiles. 

PETRO PARÓ EN SECO A DARIO ARIZMENDI

Esta nota no tiene intención política, pero sí crítica. No nos interesa si el protagonista es Gustavo Petro, pudo ser Iván Duque, Sergio Fajardo, Humberto De la calle o Germán Vargas, cualquiera que le hubiera puesto los puntos en las íes al parcializado director de noticias de caracol radio, el hombre de los panamá Papers, Darío Arizmendi.

Petro, acosado con datos falsos por Arizmendi, se atrevió a decirle tres veces: “Darío no diga mentiras”.   Le demostró lo equivocado que estaba y, de sobremesa, le dijo dos veces: “Yo no voy a expropiar, pero sí voy a castigar a los colombianos que esconden el dinero a los paraísos fiscales”. Sin decir, donde descubrieron las famosas cuentas de Arizmendi. 

UNA ENTREVISTA O UN INTERROGATORIO

Félix de Bedout se vuelve cansón para el oyente cuando entrevista. Deja a un lado el periodismo para convertirse en el fiscal con tono interrogativo, reiterativo y a pesar de las respuestas, quiere predominar sobre el personaje y deja ver su intención de ser siempre el ganador.

La entrevista es un género periodístico, pero no debe ser un sistema judicial de los medios. Le copia, en muchos encuentros al peruano Jaime Bayly, que posa de periodista, intriga, analiza, pregunta y él mismo se responde. 

UN MUNDIAL SILENCIADO

Las cadenas radiales y los canales de televisión piensan que únicamente con los comerciales que realizan, ya informaron al público.

Ante el despliegue para el Mundial, todos pasan de agache, hay que llamar, preguntar, indagar y casi que rogar para que informen cómo es que van a cubrir el evento. No hay un boletín de prensa, no se sabe cómo será la transmisión técnicamente ni quiénes van.

Muy mal en comunicaciones están los medios del mundial. 

RCN TV NO SEGUIRÍA CON EL REINADO DE BELLEZA

Dentro de los estudios que se hacen en el Canal RCN es terminar el contrato con el Reinado Nacional de Belleza, porque los últimos resultados en sintonía y ventas no han dado los beneficios esperados.

El Reinado fue un gran escenario de espectáculos y de ventas hace unos años, pero ahora se ha venido a menos por diferentes motivos, la fecha ya no coincide con las festividades novembrinas de Cartagena, en marzo no es el tiempo preciso para vender…

Este evento sería uno de los que entregaría RCN Televisión y siguen los estudios. 

PANTALLA & DIAL CELEBRA LOS SETENTA AÑOS DE CARACOL RADIO

Jesús Álvarez Botero  se inició en Radio Pacífico de Cali en 1945, de donde fue llamado para que dirigiera La Voz de Colombia, frecuencia que seguía los lineamientos de Laureano Gómez.

El 9 de abril de 1948 la emisora fue blanco y destruida por las turbas que protestaban por el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán.

Jesús Álvarez, don Chucho como cariñosamente se le conocía en el medio radial, reconstruyó y volvió a sacar adelante La Voz de Colombia de la que fue director hasta 1955, cuando aceptó la Dirección de Emisoras Nueva Granada.

En 1961 fue llamado por Fernando Londoño Henao como gerente comercial de Caracol Radio y más tarde ascendido a la vicepresidencia. El binomio Londoño Henao-Álvarez Botero fue definitivo en la proyección de Caracol, hasta llevarla a ser la Primera Cadena radial de Colombia. 

EL NOTICIERO CARACOL Y SUS VÍCTIMAS

Lo hemos denunciado varias veces, en el Canal Caracol siguen empeñados en poner en graves riesgos a los testigos de los actos delincuenciales que  su cuota diaria de amarillismo perverso del que se nutren como los buitres de la carroña. Cada vez cobra más actualidad el nombre que le dio el Padre Alfonso Llanos: “Morticiero”.

El jueves 31 de mayo, el señor Edward Porras, el más gritón y amarillistas de todos los periodistas colombianos, (vaya periodista), informó sobre el asalto a un restaurante y de manera perversa mostró la cara de la señora Estefanía Baracaldo, testigo del asalto, y no contento con es, dio información sobre ella y la hizo confesar detalles de   la forma como cometieron el delito.

Por Dios, hasta dónde llega el mercantilismo del noticiero que dirige el señor Juan Roberto Vargas, quien hace poco en una carta a su hija habla de responsabilidad y respeto por los colombianos. Qué vergüenza para el gremio periodístico y qué peligro  para las víctimas de los delincuentes, y de los periodistas sensacionalistas que deshonran la profesión. 

VA BIEN JOSÉ IGNACIO REGLERO

En los pasillos de Caracol, hay optimismo  gracias a la gestión del nuevo presidente quien es un profesional que ha dado muestras de saber de   radio, medio en el que ha evolucionado. Las primeras determinaciones que ha tomado son saludables para Prisa Colombia. A diferencia de sus antecesores es conciliador, des complicado y cálido con sus subalternos.

Esperamos que Reglero no esté cerca de Ricardo Alarcón, quien para muchos ex caracoleros no es una buena influencia como dirigente. 

LAS ÍNFULAS DE ANDRÉS MUÑOZ

Gerente comercial de GLP, Grupo Latino de Publicidad. Se rumora que se ha contagiado del mal que es inherente a la clase política, el despotismo. Andrés, lo más importante y definitivo en un ejecutivo es la ética. 

UN CAMBIO EN RCN RADIO

Esta casa radial tiene en su elenco periodistas y comunicadores excelentes y experimentados profesionales a los que se les debería dar más oportunidades. No se entiende porque la dirigencia continúa con su política de clonación. Julio Sánchez C. fue el innovador de un concepto informativo  original en la banda FM, modalidad que ha sido copiada por Blu y La FM, frecuencia por la que paso exitosamente Julio.

La FM, se escucharía mucho más si las mañanas estuvieran informadas por Yanelda Jaimes, Hernando Romero Barliza, Indalecio Castellanos, Jairo Tarazona, entre otros. Este sería un espacio mucho más original, dinámico, objetivo,  menos light, sería una buena alternativa. Con Luis Carlos Vélez definitivamente no pasó nada. 

BLU BIEN

De las tres frecuencias en FM que informan en las mañanas, W, LA FM y Blu la semana que termina, la más noticiosa, seria y objetiva fue la de Caracol Televisión. La W muy light, mucho reguetón y farandulera. La FM, ni chicha ni limoná.

Julito, recuerde que existe la música colombiana, nuestra identidad cultural, que no todo es reguetón y “música” estridente y vulgar. 

INTERESANTE ENTREVISTA

Marisol Toro se ha convertido en una revelación de la narración del ciclismo. Conoce como pocos las nóminas y cada uno que los deportistas que van y vienen por el mundo.

Está segura que Colombia ya tiene un equipo para competir internacionalmente y espera que Señal Colombia la siga llamando para las transmisiones donde los nacionales estén luchando por los primeros lugares. 

SE VA DE VACACIONES ANA VICTORIA

Un mes se tomará Ana Victoria Rodríguez Romero, la contadora de historias, para descansar y darle nuevos visos a su personaje “La Conse” que se ha tomado con sus charlas a la juventud de La Heróica.

Durante dos años la Contadora de historias ha cantado, bailado, recitado y dramatizado experiencias cartageneras.

________________________________________________________________________________

¿Quiénes ganaron y quiénes perdieron?

Por Luz Marina Salazar Vargas

De acuerdo a los resultados de la reciente justa electoral, empiezan a buscar culpables de la debacle sufrida en el histórico Partido Liberal. Son muchas las especulaciones y cábalas que se tejen. Dongo le dió a borondongo, y así se lanzan la pelota. Donde nadie es culpable, todos son culpables. El gran perdedor es el presidente Juan Manuel Santos, como jefe del partido liberal, donde convergen Cambio Radical y el partido de la U, quien carece de credibilidad y legitimidad. Es evidente que le siguen pasando cuenta de cobro por las elecciones de hace cuatro años y el embuchado de la tal paz. Por algo ganó el NO en el Plebiscito. De la Calle quiso usufructuarse del proceso en  La Habana, tema que no fue bien visto. Y Vargas Lleras,  siempre generó resistencia; su intolerancia e intransigencia lo catapultaron como el más pedante de la competencia.  Hoy el profe Fajardo, se presume que le soltará la pelota a sus coequiperos; el capital político, según él, le pertenece a Mockus, Robledo y Claudia López.  Por su parte, Petro, está dando bandazos, ya no hará Constituyente, no expropiará, considera a Maduro dictador, etc. Le esculcan su pasado de insurgente y su mala administración en Bogotá, respaldo reflejado al de los crespos. Revisando los resultados del pasado 11 de marzo y los del 27 de mayo, es evidente el respaldo al candidato  Iván Duque y su fórmula vice presidencial Martha Lucía Ramírez, que entre otras cosas, es la coequipera que más le  aporta por su experticia en diferentes escenarios. La fórmula ganadora en ambas elecciones registra una importante ventaja, que esperan atesorar en estas tres semanas.  De fondo, puede darse la conclusión que este país todavía le copia a Uribe. Para los simpatizantes de Vargas Lleras y De la Calle en el Huila, quedaron desprotegidos aparentemente. El candidato Iván Duque dijo en su reciente discurso que gobernará para todos, sin espejo retrovisor y que está pensando en el futuro. Por su parte Petro recibirá el abrazo del oso de las FARC.

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat